Frey – Dios del Sol

Pues otra semana que inicia llena de energía, para no perder la costumbre y retomando el tema nórdico, en esta ocasión les presentare al hermano gemelo de la diosa mas bella, quien es Freya, su hermano gemelo es conocido como Frey (Que originales sus padres no??) se dice que es un dios muy importante, ya que el representa al sol de la primavera, y creo que todos sabemos la importancia del sol dentro de la vida misma, y mas en esa época o estación del año en fin.

  • GENERALIDADES

Frey dios del sol probablemente de primavera, y del buen clima, es uno de los dioses principales en nuestra historia, al igual que Freya, son dioses Vanir, y que después de la gran guerra entre los dioses Aesir y los Vanir, fueron intercambiados de bando como el trato lo amerito, osea que vive al lado de los dioses Aesir; se dice que Frey junto con su hermana son los dioses mas importantes parea los Elfos. Frey es hijo de Njord y una giganta cuyo nombre no quiero recordar, es dueño de Alfehim, tierra de los elfos de la luz, al igual que su hermana gemela se dice que era muy apuesto.

  • PERTENENCIAS

Frey es el orgulloso portador de la espada  de la victoria, una espada tan especial que al ser desenfundada, podía luchar por su propia voluntad por los aires, u obedecer lo que Frey le ordenara, esta espada la usaba sobre todo en contra de los gigantes de hielo, a quienes odiaba tanto casi como Thor, cabe señalar que a lo largo de su vida Frey se deshace de esta maravillosa espada, un objeto que le hará mucha falta el día de la batalla final.

El dios Frey también poseía un medio de transporte llamativo, era un jabalí dorado mejor conocido como Gullinbursti, al parecer es el mismo que en ocasiones utiliza Freya; sin embargo este no es su único transporte pues, posee uno de mayor magnitud, era su barco Skíðblaðnir el cual le obsequio Loki, y que fue creado por los elfos oscuros (enanos); su barco tenia la magnifica capacidad de volar en los aires y aun mejor, era que podía doblarse como si fuera de papel y así guardarlo en sus ropas y llevarlo a todas partes.

  • EL MITO

Se dice que un día en el templo de Odín, Frey logro sentarse en el trono de Odín, del cual cuentan se podían observar los 9 reinos, una vez ahí, el dios miro hacia las heladas tierras del norte, en donde alcanzo a ver a una hermosa doncella, la cual iluminaba los cielos y mares con tan solo levantar su mano. El dios se enamoro rápidamente y regreso a su tierra, en donde anhelando el amor de esa bella criatura, el dios se volvió melancólico y distraído, solo podía pensar en su nuevo amor no correspondido, su padre Njord, preocupado le ordeno a su sirviente Skimir que averiguara la causa del cambio de personalidad de su hijo Frey, tras una ardua labor de persuasión, Skimir logro  obtener la verdad del dios, quien le contó su profundo amor hacia Gerda, como se llamaba la giganta, quien en realidad era pariente de un gigante el cual había sido asesinado por el mismo Frey, asiendo de esta manera imposible su relación; Skimir prometió conseguirle el amor de la gigante para su amo Frey, a cambio de la espada de la victoria.

Frey acepto pero recayó en su estado de animo triste, Skimir le robo el reflejo del rostro de Frey el cual se reflejaba en el río y partió en búsqueda de la gigante, una vez alcanzo su objetivo, Skimir le ofreció el retrato de su amo, una docena de manzanas de oro y un anillo mágico, sin embargo la doncella rechazo tajante la oferta. entonces el sirviente de Frey amenazo a la doncella con un hechizo runico, accediendo finalmente a casarse con Frey, sin embargo seria en 9 días cuando su unión seria consumada. Tras darse cuenta del pacto el dios Frey, por un momento se alegro pues finalmente se casaría con Gerda, sin embargo pronto se entristeció al darse cuenta que los nueve días serian eternos para él; pero cuando finalmente paso el tiempo el dios se lanza rápidamente a su punto de reunión y ambos se casaron, relación de la cual nació un hijo varón.

Este mito hace referencia a la Tierra (Gerda), la cual, dura, fría e inflexible, resistiéndose a las ofertas del dios de la primavera de adorno y fertilidad (las manzanas y el anillo), desafía a los resplandecientes rayos del Sol (la espada de Frey) y sólo consiente recibir su beso cuando se entera que de otro modo se verá condenada a la aridez perpetua o entregada enteramente al poder de los gigantes de hielo (hielo y nieve). Las nueve noches de espera son símbolos de los nueve meses de invierno, al final de los cuales, la tierra se convierte en la prometida del sol, en los bosques donde los árboles están brotando con hojas y flores.

Es todo por hoy esperen mas dioses y mas mitos luego, saludos!!!

Anuncios