Leyendas Urbanas

¿Has sentido alguna vez que no estás solo en la habitación?, quizá también has sentido un escalofrío en tu cuerpo sin saber el porqué o simplemente has escuchado tu nombre susurrado al oído y por supuesto allí no había nadie. ¿Te ha ocurrido alguna vez?.

Son muchas las historias que se cuentan también conocidas como leyendas urbanas hoy les presento una de mis favoritas es algo corta pero esta muy buena y al final les dejo uno de los videos mas impactantes de los ultimos tiempos “la niña de la alacena” asi que chequenlos 😀

Esto que les contaré dicen que fue verdad aunque yo no sé si es cierto.

Dicen que en el Estado de Aguascalientes, en el barrio de El Encino, en una de las casonas viejas, vivía un joven llamado Rodrigo, el cual vivía solo… Un día que parecía una noche normal Rodrigo se dedicaba a dormir, hasta que en plena madrugada sonó su despertador como a eso de las 4:30, cuando ese mismo estaba programado a las 7:30, hora en la que él se levantaba para trabajar. Cuando se despertó comenzó a escuchar ruidos y todo esto se le hizo raro ya que vivía solo y no había nadie que hiciera estos ruidos. A partir de esa noche Rodrigo siempre fue sorprendido a la misma hora para ser despertado de la misma manera, hasta que una noche, harto de todo esto, se levanta y pregunta:

  • Seas quien seas dime quién eres, aparécete de una vez…

Una vez que Rodrigo tomó el valor para decir todo eso y retó al ser que se había negado a aparecérsele, se dio cuenta de que esa no fue la mejor decisión que pudo haber tomado, pero después de eso ya no pudo hablar, y su cuerpo se sentía pesado. En ese momento alcanzó a ver una silueta de una persona que le decía que le tenía que ayudar ya que en esa casa había un tesoro enterrado, dinero que esa persona había robado cuando vivía y que tenía que entregarlo completo a sus dueños para que su alma pudiera descansar. Este ser le dio instrucciones de donde se encontraba el dinero y a quién se lo debería de entregar.

Al siguiente dia Rodrigo buscó en el lugar donde este ser le había dicho que estaría el dinero y así fue, Rodrigo encontró una caja con dinero y joyas en la que se encontraba una cadena gruesa de oro. Rodrigo, al verla y por avaricia, tomó la cadena y pensó en quedársela ya que según él, los dueños del tesoro no se darían cuenta. Después de haber entregado esa caja de dinero, en la noche cuando descansaba con la cadena de oro en su cuello y tranquilo por haber ayudado a ese ser, su despertador comenzó a sonar de nuevo y al despertar vio enfrente de su cama al mismo ser, diciéndole que lo había desobedecido, y que por su culpa su alma aún no podía descansar, y por ese hecho pagaría su atrevimiento.

Al día siguiente uno de los hermanos de Rodrigo que acostumbraba visitarlo, y al cual Rodrigo le comentó lo que le estaba pasando, cosa que su hermano no creyó, lo encontró sin vida dándose cuenta de que en su cuello tenía marcas hechas con aquella cadena de oro. Hoy en día el alma de Rodrigo sigue apareciéndose en esa misma casa, tratando de que alguien entregue esa cadena a su dueño, para que su alma pueda descansar…

y aqui el video esta de miedo

Bueno como les dije el relato es algo corto pero después publicare otras historias, leyendas o mitos urbanos.

Anuncios