CAIDA DE CHARLIE SHEEN

Charlie Sheen en su ley: tras ser despedido por la Warner Bros. de la serie Two and a half men, fue fotografiado con un machete en el edificio de la compañía Live Nation, en Beverly Hills, gritando “al fin libre”. Luego, tomó el líquido rojo de una botella que decía “sangre de tigre”, la misma que provocó que se crearan licores con ese nombre cuando Sheen la mencionó hace unos días. Y es que en Estados Unidos, el actor podrá ser políticamente incorrecto y tener una vida revuelta, pero el público parece no darle la espalda tras sus escándalos. Un dato: hace siete días abrió cuenta en Twitter y ayer sumaba 2 millones 200 mil seguidores. De hecho, está buscando a un asesor para que lo ayude a manejar su cuenta.

Para Seguir Leyendo La Noticia Da Clic a Continuación:

Ayer se filtró la carta de despedido de Warner, que en lo fundamental decía: “Por el curso de la conducta del señor Sheen, por sus declaraciones y condiciones, hay motivos no sólo para suspenderlo, sino que también para terminar el acuerdo”. Los estudios ya anunciaron que Two and a half men seguirá produciéndose y están buscando candidatos para reemplazarlo. Un nombre que ha sido mencionado es Rob Lowe, con quien ya habrían tenido conversaciones preliminares. Eso sí, Lowe forma parte de otra comedia televisiva, Parks and recreation.

Sheen, lejos de preocuparse por su despido, no ha dado pistas de su futuro laboral. Ha dicho que le gustaría escribir sus memorias -se llamarían Apocalypse me-, pero los analistas en Estados Unidos dicen que por ahora son sólo intenciones. Lo mismo que su ofrecimiento para aparecer en la segunda temporada de la serie The walking dead, que vuelve en noviembre. Robert Kirkman, creador de la serie, dijo que el actor podría realizar un cameo como zombie y que le “encantaría que apareciera”. “Haremos lo que él quiera. Podría dirigir algún episodio, si quisiera”, dijo a Hollywood Reporter.

Sin planes laborales concretos, Sheen vive la vida que se le antoja. En su mansión en Los Angeles alista los planes para casarse con las dos mujeres con las que está emparejado: la estrella porno Bree Olsen(izquierda) y la modelo Natalie Kenly(derecha). El actor concretaría sus planes con una ceremonia no oficial que usan familias polígamas en Estados Unidos. En una entrevista para thesun.co.uk, Sheen dijo que sus “diosas”-como llama a las mujeres- “son las que gobiernan en mi reino”.

Aunque el público sigue apoyándolo, los medios comienzan a criticarlo. Entertainment Weekly dijo que nunca en la historia de Hollywood se había documentado públicamente la caída de una estrella como lo está haciendo el propio Sheen.

Anuncios